Tests de software

Las pruebas de software, en la industria generalmente denominadas “Pruebas de control de calidad” o “Pruebas de QA", consisten en probar meticulosamente cada aspecto de un proyecto de software para asegurar que:

- Funcione como se pretende y no contenga errores.
- Cumpla con las guías de desarrollo previamente establecidas.

A medida que se desarrolla la industria del software interactivo, las pruebas de software se han vuelto cada vez más y más complicadas. Han aparecido muchos derivados, lo que ha complicado considerablemente la jerga de la prueba de software: pruebas de seguridad, pruebas de unidad, pruebas de usabilidad, pruebas de carga, pruebas de scripting, pruebas de compatibilidad, etc.

Al final, las pruebas de software se tratan de asegurarse de que su producto de software funcione excelente para todos sus usuarios.

La triste realidad sobre los tests de software

Desgraciadamente la realidad de la industria de desarrollo de software es que generalmente estos descuidan las pruebas debido a que las empresas de desarrollo se encuentran bajo una tremenda cantidad de presión para entregar sus proyectos lo más rápido posible.

Además la programación de software es un esfuerzo muy complejo y es muy difícil de planear cuánto tiempo se necesitará para desarrollar un proyecto en particular. Lo anterior generalmente se traduce en que los programadores trabajan hasta el último minuto disponible, y la prueba de software a menudo no recibe la importancia que merece.

Cuando usted no prueba sus proyectos de software adecuadamente al momento de desarrollarlo, es probable que tengan problemas, conocidos en la industria como “bugs” (errores). Estos errores pueden tener impacto negativo en la experiencia del usuario, y por consiguiente, en la confianza de su marca.

¿Cuál es la metodología adecuada para los tests de software?

En un mundo ideal, las pruebas de software comienzan con un plan. Primero realizamos un plan de pruebas basado en la documentación disponible del proyecto. El objetivo de este plan de pruebas es proporcionar conocimiento a nuestros testers sobre el resultado esperado de cada acción.

Los testers profesionales ejecutarán este plan y se sumergirán en lo que se conoce como “pruebas exploratorias”, en las que se intenta llevar su sistema hacía límite, y utilizarlo en formas que muchos no habrían pensado. Es aquí en donde usualmente se encuentra la mayoría de los problemas.

Después se informa sobre los problemas enfrentado en lo que se conoce como base de errores, una base de datos que rastrea el estado de los problemas encontrados y su resolución. Principalmente trabajamos con un software de rastreo de errores llamado Damn Bugs.

Su equipo de desarrollo puede trabajar resolviendo los problemas encontrados, así como también indicar si estos se han arreglado mediante el cambio del estado del error a “Resuelto”. Esto nos hace saber que es tiempo de comprobar, para asegurarnos de que la resolución de los problemas no haya creado nuevos errores. Esto se llama “pruebas de regresión”.

Nuestros tests de software

Lo que hacemos es invitar a un gran equipo profesional de testers a utilizar su producto de la misma manera en que está pensado para el público general e informar problemas que encuentren en la revisión. El objetivo es ayudarle a asegurarse de que su producto funcione como pretende, y por esta razón es altamente conveniente que testers expertos lo prueben manualmente en condiciones reales.

En Crowdsourced Testing, nuestro equipo lo acompañará en cada paso del proceso de pruebas de software. Podemos ayudarle a crear sus planes de prueba, y validaremos el trabajo de nuestro equipo de testers para asegurarnos de que esté todo perfecto.

¿Tiene un proyecto interactivo que necesite probarse?

Comenzar ahora