¿Qué son pruebas funcionales?

Las pruebas funcionales son un proceso de control de calidad que consiste en asegurar el cumplimiento de un sistema o componente con requerimientos funcionales.

Estas pruebas pueden realizarse durante la fase de desarrollo, individualmente para secciones específicas desarrolladas por su equipo, al final del desarrollo de su proyecto, cuando las diferentes secciones de su proyecto están unidas.

El objetivo principal de las pruebas funcionales es analizar el producto terminado y determinar si hace todo lo que debería hacer y si lo hace correctamente.

Tomemos un ejemplo. Si tratamos de analizar las funcionalidades del formulario de contacto de su sitio web, tendría que considerar las siguientes preguntas:

-¿Los datos ingresados por el usuario fueron correctamente enviados al destinatario?

- ¿El usuario estuvo informado que su formulario se envió correctamente?

- ¿El usuario está correctamente informado cuando campos obligatorios están vacíos?

Por supuesto, la complejidad y la frecuencia de sus pruebas dependen de la complejidad del producto que probar. En muchos casos, proveer un plan de pruebas es importante para testear de manera correcta.

¿Cómo prepararse eficientemente para las pruebas funcionales?

Los componentes de sus productos interactivos generalmente tienen más características de las que podemos ver. Para asegurar que aproveche al máximo las pruebas funcionales, el factor clave es comunicar correctamente sobre cada aspecto del producto o sección que se necesita probar.

Puede proveer una lista de requisitos relacionados a las secciones específicas que necesita probar. Estos requisitos se refieren a los resultados con los cuales debería cumplir cada sección. Volviendo al ejemplo del formulario de contacto, los requisitos podrían ser:

-  Los visitantes deben poder enviar un mensaje a su equipo comercial a través del formulario de contacto.

-  Los visitantes deben proveer su nombre, número de teléfono y correo electrónico cuando contactan al equipo comercial.

Nuestros servicios de pruebas funcionales

Las pruebas funcionales son unas de las especialidades de Crowdsourced Testing. Nuestra comunidad de testers profesionales pueden realizar estas pruebas para determinar si su producto contiene defectos, enlaces rotos, errores ortográficos o cualquier otro tipo de error en su proyecto que pueda afectar de manera negativa la experiencia de los usuarios.

La fuerza del crowdsourcing nos permite invitar a un equipo de testers para probar sus productos, quienes pueden brindar su propio punto de vista y experiencia profesional. En vez de invitar a un solo tester para realizar pruebas funcionales, si varios usuarios utilizan y prueban su producto de manera distinta, recibirá más feedback para mejorar su funcionalidad.

Utilizar un servicio de crowdsourcing para probar su sitio web, aplicación móvil o software genera más resultados que un servicio de aseguramiento de calidad tradicional para lo cual se tiene que remunerar una sola persona sobre una base horaria. Descubra más sobre cómo funciona nuestro proceso de aseguramiento de calidad en nuestro sitio web.